Desarrolla tu liderazgo

Desarrolla tu liderazgo

Todo el mundo quiere cosas, pero pocos están dispuestos a pagar el precio.

Y hoy te voy a contar por qué el liderazgo es el camino para lograr eso que te has propuesto, no importa si no eres la jefa de una compañía o el director de un gran corporativo; destacar tus fortalezas y tomar acciones decisivas is the new black.

El liderazgo es la capacidad de inspirar a otros a seguir tus pasos. No tiene que ver con dar órdenes ni tampoco con ejercer poder sobre un grupo de personas. Eso es del siglo pasado. Hoy en día muchas personas practican funciones de liderazgo en diferentes lugares: el hogar, la escuela, una cancha de futbol o el gimnasio. Casi todos hemos estado al frente de un grupo de personas en algún momento, seguramente a ti también te va a tocar.

No entres en pánico, la ciencia dice que es posible desarrollar tus cualidades de líder y te voy a decir cómo lograrlo.

  1. Cultiva una actitud positiva. Imagina que estás en un campo de girasoles, seguro te darás cuenta que cada flor va girando su cara hacia la luz del sol. Así somos las personas, queremos estar cerca de quienes irradian energía positiva. En cambio, nos alejamos de quienes son negativos o pesimistas. Este es el efecto heliotrópico y ha sido estudiado por el doctor Kim Cameron de la Escuela de Negocios de la Universidad de Michigan.

Si estás al frente de un grupo haz comentarios positivos sobre su desempeño y enfatiza lo que funciona bien; esto generará crecimiento, calidad y buenas relaciones.

  1. Propicia un buen clima emocional. Es importante que en tu equipo predominen las emociones positivas, como la alegría y la gratitud. No descartes las negativas, no son malas en sí, bastará con promover lo positivo y saber manejar lo que no resulta tan agradable, como el enojo o el estrés. Para lograrlo e inspirar a los demás tu ejemplo será necesario.
  2. Practica la comunicación asertiva. La comunicación es la clave para una buena relación. Aquí entre nos, nueve de cada diez parejas que llegan al consultorio traen broncas de comunicación.

Al estar frente a un grupo, o incluso frente a tu pareja, trata de utilizar palabras constructivas, hazle sentir tu comprensión y apoyo. Evita interrumpirle o criticar su punto de vista. Queda prohibido juzgar, recuerda que ninguna perspectiva es cien por ciento correcta y el otro solo intenta explicar lo que ve. Concéntrense en describir lo sucedido y sugerir soluciones; eso es asertividad.

  1. Atrévete a innovar. Porque lo que ayer te dio éxito hoy puede ser una barrera. Los líderes del siglo XXI generan cambios, sueltan rápido y toman riesgos que generan valor en su equipo. Esta parte suele dar mucho miedo, pero si encuentras un sentido o un propósito personal en lo que sea que estás haciendo más fácilmente podrás transmitirlo a tu equipo.

 

Recuerda que tu valor es interno y lo único que te define es quien eres, no lo que tienes. Si lo piensas así dar un salto será más fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.