Vuélvete más disciplinado ¡en 5 minutos!

Vuélvete más disciplinado ¡en 5 minutos!

Quiero contarte la forma en la que yo he puesto a funcionar mi recién nacida y todavía en pañales disciplina: las morning routine.

Nadie que me conozca de cerca diría que soy una mujer disciplinada. O al menos yo jamás he sentido que este valor sea parte de mi personalidad. Sin embargo, últimamente me di cuenta -y tuve que aceptar- que muchas de las mejores cosas de la vida llegan a través de la disciplina.

Si la palabra te asusta un poco, puedes pensar en determinación, constancia o simplemente pasión. Porque uno trabaja sin descanso en aquello que le apasiona. Estoy segura que al menos alguna vez te has cachado pegado al monitor tras horas de trabajo para ese proyecto especial, o corriendo los últimos kilómetros de tu entrenamiento emocionado por acercarte a la meta unos segundos antes que la última vez.

Así pasa, uno de repente se encuentra de frente con lo que siempre buscó. Y como alguien me dijo una vez:

 

si la vida te sorprende llevándote con la corriente, no luches por salirte de ahí”

 

Y bueno, para pasar a lo interesante de esto, quiero contarte la forma en la que yo he puesto a funcionar mi recién nacida y todavía en pañales disciplina: las morning routine.

Las rutinas matutinas me han dado tranquilidad, certeza y mucha libertad y energía para llevar mi día al siguiente nivel mientras cuido mi bienestar integral -cuerpo, mente y alma-. Este es el extra que necesitaba para que me volviera fan de las morning routine.

Es por eso que te voy a dar algunos ejemplos de las rutinas que suelo practicar. Si te animas a seguirlas te vas a sentir mejor física y mentalmente, lograrás más fácilmente tus objetivos y le podrás dar un cambio positivo a tu vida ¡en menos de 5 minutos!

Primera rutina:

  • Al levantarte haz estiramientos simples de todo tu cuerpo.
  • Escribe en tu diario de gratitud 5 cosas por las que te sientes agradecido.
  • Sigue esta meditación guiada de 2 minutos.

Segunda rutina:

  • Haz veinte sentadillas, cuida tu postura.
  • Prepárate un café o un té mientras escuchas tu podcast favorito.
  • Escribe tus morning pages. Deja fluir las ideas y escribe sin revisar coherencia u ortografía.

Tercera rutina:

  • Toma tus probióticos y una taza de agua tibia con limón.
  • Enciende una vela o pon en un difusor tus aceites esenciales mientras haces un ejercicio de visualización.
  • Lee 7 páginas del libro que tienes en tu buró.

Para diseñar tu propia rutina matutina puedes seguir la siguiente fórmula: Me despertaré a las _____. Trabajaré mi cuerpo haciendo __________, después alimentaré mi alma con __________ y terminaré mi rutina conectando espiritualmente mientras __________.

Con cualquiera que elijas estarás trabajando las tres áreas que te componen: cuerpo, mente y alma. Asegúrate de que tu práctica se sienta bien, si comienzas a aburrirte intenta algo diferente. Y claro, cuéntame cómo te va. Me encantará tener noticias tuyas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.